info@benedettilaw.com.pa
+ (507) 205-6555

Protección de derechos colectivos y expresiones folklóricas: Análisis del caso Nike Air Force 1 Puerto Rico

Panamá cuenta desde el año 2000 con la ley 20, que crea el Departamento de Derechos Colectivos y Expresiones Folklóricas, como una unidad técnica dentro de la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial (DIGERPI), con el fin proteger los derechos colectivos de propiedad intelectual y los conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas sobre sus creaciones, tales como invenciones, modelo, dibujos y diseños, innovaciones contenidas en las imágenes, figuras, símbolos gráficos, petroglifos y otros detalles, además, los elementos culturales de su historia, música, arte y expresiones artísticas tradicionales, susceptibles de un uso comercial, a través de un sistema especial de registro, promoción y comercialización de sus derechos, a fin de resaltar sus valores socioculturales de las culturas indígenas y hacerles justicia social.

Entre las funciones del Departamento de Derechos Colectivos y Expresiones Folklóricas se encuentra velar por el cumplimiento de las leyes existentes en cuanto a la protección de los derechos colectivos intelectuales de los conocimientos tradicionales del patrimonio cultural de Panamá.

El registro colectivo de propiedad intelectual indígena es el derecho exclusivo que concede el Estado, a través de un acto administrativo, para excluir a terceros de la explotación de un derecho colectivo producto de un conocimiento tradicional o expresión folklórica.

En Panamá, el registro de la mola se realizó en el año 2002, a favor de las Comarcas gunas, bajo el registro n.º 1-01. Es decir que las comarcas gunas ostentan el derecho exclusivo sobre las molas, y dicho registro les faculta excluir a terceros de la explotación de sus molas. En mayo de 2019, se dio un caso muy conocido: la famosa casa comercial Nike anunció el lanzamiento al mercado de una edición limitada de un calzado deportivo denominado «Nike Air Force 1 Puerto Rico», el cual incluía un diseño de mola en su exterior con las siglas P.R. como homenaje a la isla de Puerto Rico.

Analizando el caso, considero que Nike incurrió en varias faltas que pudieron haber sido subsanadas, a saber:

  1. El diseño de la mola es originario de la comarca guna, ubicada en Panamá y Colombia.
  2. El diseño Mola se encuentra registrado como derecho colectivo de los pueblos indígenas y sus conocimientos tradicionales ante la DIGERPI de Panamá desde el año 2002.
  3. Nike no solicitó autorización previa para el uso y comercialización del diseño mola en su calzado deportivo denominado «Nike Air Force 1 Puerto Rico»
  4. A pesar de que hubiera solicitado autorización previa para el uso y comercialización del diseño de mola, el diseño contenía una falta adicional que era el uso de las siglas P. R., iniciales de Puerto Rico, intentando relacionar la mola con Puerto Rico, cuando este diseño mola es originario y autóctono de la comarca guna ubicada en Panamá y Colombia.

Si bien es cierto que a las pocas horas de que Nike comunicó el lanzamiento de su calzado deportivo denominado «Nike Air Force 1 Puerto Rico» se anunció la cancelación del hecho, este retracto no fue bien recibido entre los miembros de la comarca guna, quienes se sintieron ofendidos tanto por la no solicitud de autorización como por la falsa asociación de la mola con Puerto Rico, cuando se trata de un arte tradicional de la comunidad indígena guna. Los dirigentes de la comarca guna se sienten afectados y consideran que ha ocurrido un daño, a pesar de que no se llegó a comercializar el calzado deportivo, pues consideran que se trata de una copia ilegal de sus diseños de mola.

En resolución aprobada el 30 de mayo de 2019 por la Junta Ejecutiva del Congreso General Guna se resolvió realizar todas las gestiones legales necesarias ante las instancias nacionales e internacionales por el caso Nike, a fin de recibir la justa indemnización económica por la violación de la propiedad intelectual de la mola.

Si bien es cierto que el registro que ostenta la comarca guna sobre su mola en Panamá es de carácter territorial, tenemos conocimiento de que la comarca guna se encuentra en conversaciones con el Departamento de Derechos Colectivos y Expresiones Folklóricas de la DIGERPI para explorar acciones a tomar a través de tratados internacionales y el Tratado de Promoción Comercial entre Panamá y Estados Unidos de América, por ser Nike una empresa americana.

El Gobierno de Panamá, a través de la DIGERPI, envió a la OMPI este mes de junio un informe adjuntando los comunicados de protesta emitidos por la comarca guna, en donde Panamá concluye que la protección nacional no es suficiente e insta a la OMPI a la creación de algún instrumento internacional que reconozca y les otorgue protección internacional a los derechos colectivos y expresiones folklóricas adquiridos por las comunidades indígenas.

Coincido con la propuesta del Gobierno de Panamá sobre la creación de un instrumento internacional que reconozca y dé protección internacional a los registros de propiedad intelectual otorgados a los indígenas de cada país, con el fin de ayudar a preservar los conocimientos tradicionales de estos pueblos que son transmitidos de generación en generación.

En mi opinión, fue un error de la empresa Nike no haber agotado las investigaciones para el diseño propuesto en su calzado deportivo. Considero que de haber investigado correctamente sobre el real origen de las molas, y solicitado debidamente la autorización a la comarca guna, y hubiesen realizado el lanzamiento cumpliendo con todas las disposiciones legales, haciendo el reconocimiento debido a las molas de la comarca guna, las zapatillas deportivas hubieran sido un éxito!

Conclusión: para las empresas o personas interesadas en ofrecer productos a la venta es importantísimo hacer sus investigaciones y confirmar que no están violando ningún derecho previamente adquirido por un tercero con sus diseños o marcas, y en caso de que se den cuenta que violaban un registro sin saberlo, conseguir las debidas autorizaciones; y exhortar a la OMPI a crear un instrumento internacional que complemente la protección de derechos colectivos y expresiones folklóricas, lo que ayudaría en gran medida a disminuir los casos que se vislumbran diariamente.

Yolianna Arosemena Benedetti
Benedetti CL Abogados
Panamá

Publicado originalmente en la revista Marcasur No. 75
Edición Octubre – Noviembre 2019